Simon & Garfunkel, puerta de entrada a un nuevo mundo

0    Música  leonishiki
Simon & Garfunkel, puerta de entrada a un nuevo mundo
23 Ene
11:59

Hace un rato he visto en Facebook un video (os lo pongo un poco más abajo) que ha compartido mi amigo Alex Cooper sobre Simon & Garfunkel y voy a aprovecharlo para contaros una pequeña historia de mi temprana adolescencia que tiene que ver con ellos. No recuerdo ya si fue en octavo de EGB (13 años) o en 1º de BUP (14 años) pero sí que recuerdo que yo por aquel entonces estaba descubriendo la música, como supongo que hicimos la mayoría de los jóvenes de los ochenta. Sí, alguno diréis que los chavales de ahora lo hacen antes, pero en aquella época no había tantas opciones como en la actualidad, ni siquiera existía entonces “la FM”, como llamábamos entonces a la nueva cadena de Radio León hoy conocida por “los 40 principales”, ni tampoco había descubierto aún Radio 3 ni sabía nada de un señor llamado Jesús Ordovás que con su Diario Pop me abrió los ojos a los nuevos grupos que empezaban a despuntar por España, principalmente Madrid. Eso vino después y significó un cambio radical para mi y para todos los de mi generación. Pero eso ya es otra historia de la que quizás hablemos un día.

La cuestión es que en aquella época yo estaba encasillado en la música que escuchaban mis padres, que yo pensaba que era la única que existía en el mundo porque no escuchaba nada más. Mi padre era (y aún es) un gran aficionado a la música clásica, afición que comparto plenamente con él aunque sea mucho más entendido que yo, y mi madre en cambio se inclinaba más hacia la música popular de la época (años 60 y 70), tipo Los Diablos, Formula V, Sirex, etc. El caso es que en uno de esos cursos tuve una nueva profesora de inglés (sólo la tuve un año, ya lo siento) que un día apareció por clase con una cinta de cassette de un duo llamado Simon & Garfunkel. En concreto se trataba del L.P. “Parsley, Sage, Rosemary & Thyme”, y recuerdo perfectamente que nos repartió a todos unas fotocopias con la letra de la canción “Scarborough Fair” y nos la puso para escucharla. Supongo que a todos os ha pasado algo parecido con algún grupo en cuestión pero yo no olvidaré aquel momento, fue como si repentinamente alguien me abriera una puerta a un mundo nuevo, mostrándome todo lo que había tras aquella cassette y todo lo que aún tenía por descubrir. Lo que ocurrió a partir de entonces fue mágico, descubrir las tiendas de discos y las “estanterías de adultos” que hasta entonces ni me había parado a mirar, mover el dial de la radio una y otra vez buscando alguna emisora que no estuviera con “el parte” (como decía mi abuelo) y que me mostrara nueva música… no sé, fue como entrar en un mundo de aventuras en el que no sabías lo que te ibas a encontrar a la vuelta de la esquina.

La primera cassette de Simon & Garfunkel que escuché, allá por finales de los 70 (Foto: todocolección.net)

La primera cassette de Simon & Garfunkel que escuché, allá por finales de los 70 (Foto: todocolección.net)

El caso es que hoy, casi cuarenta años después de aquel momento, me han venido a la cabeza todas esas sensaciones y me ha apetecido compartirlas, seguro como estoy de que la mayoría de vosotros habéis pasado por algo semejante en un momento determinado de vuestra vida. Ni que decir tiene que Simon & Garfunkel se convirtieron en uno de mis grupos favoritos y que acabé consiguiendo todos sus L.P.s y, más adelante, su discografía en MP3. Los sigo llevando en el iPhone y cuando tengo un día raro, de esos con los biorritmos un poco por los suelos, pongo de nuevo “Scarborough Fair” y me transporto a un pasado ya lejano, con una puerta a medio abrir y con todo un mundo por descubrir… y a día de hoy sigo descubriendo algo nuevo de todo lo que ese mundo me quiere ofrecer.

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *